9.06.2012

Veinte.

Suelen llamarse veinte primaveras. En mi caso, unos mal llevados veinte veranos.

No me considero nadie especial, sólo un imbécil más intentando ser feliz. Tengo muchos defectos, pero supongo que los suplo con alguna que otra virtud. Eso es lo que intento aportar al mundo, y a la gente que me rodea. Quiero poder hacer su vida un poco más feliz.

Hoy es el día. El día en que llego a esos veinte veranos. Cada día hay que encontrar al menos una razón por la que sonreír. Yo, hoy, ya he encontrado la mía.




'Nothing is forever', then what makes love? Love exception.


2 comentarios:

  1. Ser corriente es una virtud ya de por si.
    De todas formas nadie en todo el mundo es igual que tu y para mi eso se entiende como perfección absoluta.
    Me gusta que la gente sonría hace que las cosas se vean mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajaj gracias por pasarte ^^

      Y ya sabes, a sonreír :D

      Eliminar